31/10/15

La lechuga y el periquito.

Pocos alimentos le fascinan tanto al periquito como la lechuga, colocar unas hojas dentro de la voladera desencadena un frenesí, algunos se bañarán en las hojas otros intentarán arrastrarlas a un rincón para no tener que compartirla, e incluso se presentarán pequeñas riñas por el control del apreciado manjar.

¿Pero qué tan buena es la lechuga? Al que pregunte en foros y grupos de Facebook le responderán que mejor es la espinaca o la acelga y eso es correcto, mientras la hoja sea de un verde más oscuro, más rica en nutrientes será, para ver una tabla nutricional completa de cada una de estas hojas visiten los siguientes enlaces: LechugaEspinaca - Acelga (en Inglés) pero en resumen podemos decir qué:


La lechuga, espinaca o acelga es 95% agua, en cuanto a valores nutricionales el aporte por ración de la espinaca es superior, seguido posteriormente por la acelga y de ultimo la lechuga, entre la espinaca y la acelga las diferencias son mínimas, entre 2 y 5 puntos porcentuales en cada renglón, la lechuga en cambio queda muy por debajo incluso 30 puntos porcentuales en algunos apartados y entre 10 y 5 en otros, sin embargo volvamos al principio y recordemos qué el 95% de cualquiera de estas hojas es agua, lo que hace que cualquier otro aporte vitamínico, proteico, calórico o mineral sea irrelevante, y ninguno de estos se los debemos ofrecer a los periquitos más allá de un par de veces por mes, ¿Por qué? Pues porque debido a su alto contenido acuoso le causará al periquito evacuaciones más líquidas y continuas, lo cual pudiera terminar siendo contraproducente pues si bien la lechuga, espinaca o acelga son grandes herramientas para hidratar rápidamente al ave, si hacemos abuso de ellas la "diarrea" terminaría por deshidratarlos igual de rápido e impediría la absorción de otros nutrientes ya qué serían rápidamente evacuados sin darle tiempo al organismo para absorberlos.

He colocado diarrea entre comillas pues técnicamente no lo es, una diarrea es un cambio en la consistencia y fluidez de las heces causado por una afección intestinal y en este caso la causa sería simplemente el consumo excesivo de un alimento acuoso.

Nota: La Espinaca y la Acelga son fuentes sobresalientes de vitamina K y Vitamina A, tanto o incluso más que muchísimos otros vegetales, sin embargo dicha cualidad se ve desperdiciada debido a la rápida excreción que el elevado contenido de agua provoca.
A todo propietario de periquito le recomiendo siempre que acostumbre a sus periquitos a comer hojas verdes (sea cual sea) ya que serán herramientas de muchísimo valor e importancia si el ave está acostumbrada a comerlas, en casos como:
  • Demasiado calor: Un poco de lechuga los hidratará y refrescará rápidamente.
  • Ave enferma: Lo primero que le sucede a un ave enferma es que se deshidrata y un poco de lechuga pudiera reanimarlo. 
    • Advertencia 1: Solo una vez y solo una hoja al momento de detectar al ave enferma, como una forma de hidratarla rápidamente valiéndonos de su fascinación por dicho alimento, pero luego durante el tratamiento se debe evitar este y cualquier otro alimento que no sea semillas. 
    • Advertencia 2: Si planeas llevar al ave al veterinario no le des lechuga (ni ningún otro alimento acuoso) pues esto modificaría la consistencia y color de sus deposiciones pudiendo alterar el resultado o interpretación de un análisis de heces.
  • Padres inexpertos no liquidifican correctamente el alimento que le regurgitan a pichones jóvenes: Un poco de lechuga los "obligará" a hacerlo. 
    • Advertencia: Solo usar la lechuga durante la cría en estos casos específicos, pero si los padres alimentan bien a las crías liquidificando correctamente el alimento no se debe proveer lechuga.  
  • En el trasporte de aves: Un poco de lechuga en el transportín antes, durante y/o después del viaje los mantendrá hidratados.
  • Pichones recién emancipados: Algunos aprenden a beber muy rápido pero a otros les cuesta un poco más y para que estos jóvenes más lentos no sufran carencia de líquido, un poco de lechuga pude despertar su instinto e hidratarlo mientras aprenden a beber del sifón/bebedero.
  • Notas que algo le molesta en la garganta al ave: A veces se ensañan con la piedra de calcio, jibia o alguna madera y luego pareciera que les molestara algo en la garganta, un poco de lechuga lo soluciona. 
    • Advertencia: Hay que saber diferenciar entre una molestia devenida por las situaciones mencionados y un síntoma de enfermedad, el cual sería un caso aislado y constante, así que cuidado con este ultimo punto.
Un mito sobre la lechuga: "Su alto contenido de fósforo inhibe la absorción del calcio"; Una hoja grande de lechuga pesa aproximadamente 6g (gramos) de los cuales 5.7g son agua y solo 1.8mg (miligramos) son fósforo, y 2.0mg son calcio, para que el fósforo inhiba al calcio la proporción de fósforo debe ser mayor y dicha proporción ni siquiera es superada en la misma hoja de lechuga y además se supone que el periquito tendrá muchas otras fuentes de calcio a su disposición.

La única manera de que la lechuga o cualquier otra hoja verde inhiban algo es la antes explicada.

¿Que cantidad de lechuga debe comer un periquito?


Una hoja pequeña - Ración para 1 periquito.
ADVERTENCIA: Debemos ser extremadamente meticulosos con la limpieza de todo vegetal que se les ofrezca a nuestros periquitos, en especial con este tipo de hojas verdes pues en los cultivos la hoja siempre queda expuesta a pesticidas; Además este tipo de alimento se deteriora rápidamente y toda sobra debe ser retirada al final del día. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Te ha gustado el contenido del blog? ¿Te fue útil la información? Deja tu comentario.